Aguilar reino Medieval

Un centenar de artesanos se instalaron ayer en la plaza España de la villa

Hubo una época en la que los juglares animaban las veladas en los castillos y narraban historias épicas de las grandes batallas que disputaban los caballeros del reino de Castilla. Un periodo de la historia en el que algunas villas alcanzaron su máximo esplendor gracias a sus señores feudales y en el que los artesanos llenaban los burgos de la ciudades. Época en la que las murallas protegían esas fuertes plazas y la agricultura y la ganadería, además del arte eran algunos de sus máximos exponentes.

Claro ejemplo de ese esplendor Medieval es Aguilar de Campoo, una localidad que mantiene su castillo y una parte de sus murallas y sus grandes puertas con ese aire añejo de la Edad Media. Con el fin de recordar esa época dorada de la villa galletera, el Consistorio a través de la Concejalía de Festejos organiza desde hace dieciocho años el Mercado Medieval, al que en esta ocasión se han destinado 12.000 euros.
Una cita que comenzaba ayer por la mañana cuando los cerca de cien artesanos iniciaron la ardua labor de instalarse en la plaza España. Un mercado que abría sus puertas por la tarde con una gran expectación, al igual que todos los años.

Una plaza que retrocedía unos siglos atrás para mostrar productos artesanos de todo tipo: pan, tartas, pastas, deliciosos embutidos, morcillas de la tierra elaboradas de la manera tradicional, cosméticos a base de productos naturales, hierbas medicinales para mitigar algunos dolores, etc. Sin duda alguna, varios de los expositores que más visitas tienen son los de joyería, bisutería y marroquinería, además de los de juguetes, donde los más pequeños pueden comprobar que se pueden divertir con piezas de madera tanto o incluso más que con las videoconsolas.

Una vuelta a lo auténtico, un repaso por la historia en la que no faltaron tampoco las tabernas donde hacer una parada para saciar a los buenos paladares gracias al pulpo, la pizza, los crepes, kebaks e incluso los refrescantes y ya más modernos mojitos.

Cita con miles de productos en la que se puede ver la manera de trabajar de nuestros ancestros. Para ello se exhiben talleres demostrativos de: seda, alfarería, vidrio, cuero, escriños, madera, macramé, perfumes, calderería, tiro con arco, herrería e incluso una fragua.

Completa el Mercado Medieval un pequeño campamento donde se exhiben las armaduras que utilizaban los caballeros, algo que llamó mucho la atención en la pasada jornada, al igual que la exhibición de cetrería y la caravana de burros para los más pequeños. Mercado que estaba animado por espectáculos de fuegos y pirotecnia, acróbatas y en el que se representaban en tono cómico algunas historias de damas y caballeros.

«Una de las claves del éxito del Mercado Medieval es que todos los años hay novedades. En esta edición hay muchos talleres demostrativos: una fragua, forja artística, además de espectáculo de danza del vientre, animación histórica y un torneo medieval infantil», explica el concejal de Festejos, Aurelio Tejedor.

El Mercado Medieval de Aguilar de Campoo se puede visitar hoy y mañana desde las once de la mañana y hasta las diez de la noche en la plaza España de Aguilar de Campoo.

 

Fuente Diario Palentino