Agencia de Igualdad de Oportunidades

Por qué es importartante la Igualdad

La Igualdad de Género va más allá de la equiparación de lo femenino con lo masculino, también considera lo femenino como riqueza, afirma la libertad femenina y atiende a la singularidad y pluralidad de las mujeres. Las mujeres somos más del 50% de la población general, por tanto, no se las puede seguir tratando como colectivo. De ahí que lo masculino deba ya dejar de ser considerado como referencial universal y medida de la experiencia humana (androcentrismo). La Igualdad no beneficia solamente a las mujeres, sino que forma parte de una apuesta más amplia a favor de sostenibilidad social y calidad de vida.

Desigualdad

Quien defienda que la Igualdad de Géneros existe, está equivocado. Ni en términos de poder, ni de visibilidad, ni de remuneración económica ni en lo que respecta a la seguridad ni a la salud. Tampoco en el uso del tiempo, al valor que se concede al trabajo en el ámbito público y privado, la violencia de género, o la promoción profesional.  Por tanto, no podemos hablar de equidad. Este es el formato actual de la desigualdad. Hablamos de “Espejismo de Igualdad” cuando determinados logros (como los mencionados anteriormente), se toman como universales, y se dice que hay Igualdad. Por ejemplo, el paro en Aguilar de Campoo tiene rostro de mujer. Existe desigualdad por:

  • División sexual de las tareas.
  • Construcción de género diferenciada.
  • Expectativas diferentes dependiendo del sexo.
  • La no difusión de la obra humana.
  • Existe la VG: aún hay adolescentes que se relacionan de manera violenta, no estamos educando en Igualdad.

La mejora del nivel educativo de las mujeres no se refleja de manera suficiente en su participación laboral, ni en su remuneración económica. Tampoco en el acceso a puestos de representatividad en lo político, social, económico, cultural, tecnológico, científico, donde no hay paridad.  Por lo tanto, las mujeres nos vemos limitadas en el disfrute de los derechos civiles y sociales. Lo que evidencia que el mero reconocimiento de los derechos, no es suficiente. Hay que erradicar todas estas discriminaciones. Por ello, es necesario implementar políticas de Igualdad, aumentar la representatividad de las mujeres en el ámbito público.

Las Políticas de Igualdad

Existe una brecha entre la Igualdad legal y la real, lo que hace que sea necesario que los poderes públicos pongan en marcha políticas públicas orientadas a superar la discriminación y garantizar la Igualdad. La ley orgánica establece el fundamento jurídico para avanzar hacia la Igualdad efectiva en todos los ámbitos de la vida social, económica, cultural, etc.… Esto se concreta en Planes de Igualdad como el de Aguilar de Campoo.

La Igualdad entre mujeres y hombres empezó a ser un objetivo institucional (y no sólo de organizaciones feministas y de mujeres), a partir de la creación del Instituto de la Mujer en 1983. Además, la desigualdad y la discriminación de género son incompatibles con la democracia.

La persona que implementa estos planes es el Agente de Igualdad de Oportunidades. Su objetivo es hacer consciente a la sociedad de las diferencias entre mujeres y hombres, las desigualdades y discriminaciones de género. Lo que se va a hacer desde la Concejalía es:

  • Potenciar la sensibilización y formación de la ciudadanía y colectivos específicos en el ámbito de Igualdad de Oportunidades.
  • Posibilitar el intercambio y creación de redes con otros grupos e instituciones.
  • Crear materiales específicos que permitan introducir la temática de la Igualdad de Oportunidades.
  • Impartir cursos.
  • Organizar jornadas, encuentros.

No somos idénticos pero podemos ser iguales en derechos y oportunidades. Caminaremos hacia la Igualdad, si evitamos la socialización sexista, y cuando entendamos que no hay cosas de chicos o de chicas, sino que son “patrimonio de la humanidad”. Para esto, es fundamental educar en la compatibilidad de roles.

Queda un largo camino por recorrer hasta alcanzar la Igualdad efectiva entre mujeres y hombres. La sociedad española está todavía impregnada de estereotipos y roles de género que colocan a las mujeres en una posición de desventaja con respecto a los hombres y dificultan el disfrute completo de sus derechos.

“TÚ COMO YO, YO COMO TÚ”

Gráfico_Violencia (pdf) 984,88 kB