PAF

El siguiente gráfico recoge el sistema de Protección a la infancia con sus medidas y recursos.Además se reflejan los servicios comunitarios que tienen contacto habitual con niños y familia y responsabilidades de intervención en las situaciones de desprotección infantil.


  1. El acogimiento residencial que es una medida destinada a aquellos menores que no pueden permanecer en sus hogares,y mediante la cual se les proporciona un lugar de residencia y convivencia que cumpla con el cometido de una adecuada satisfacción de las necesidades de protección, educación, y cualquier otra que presenten en esas etapas de desarrollo.Esta medida se fundamenta en su carácter temporal,ya que no es deseable la estancia prolongada en las residencias, en su carácter instrumental ,ya qué está al servicio de un plan que contempla una finalidad estable y normlizada.Según se recoge en la ley Orgánica 1/96, de Protección jurídica del Menor y en los decretos ,ordenes e instrucciones de la junta de Castilla y León que regulan los centros.
  2. Centros de día.(Orden de 9 de Agosto de 1993, de la consejería de sanidad y Bienestar social)"son dispositivos que acogen durante el día a niños que tienen dificultades socio-familiares graves pero para los que es posible y deseable el contacto diario con su familia".Se trata, por tanto, de un servicio especializado de protección a menores de edad en situación de riesgo ,dentro de las intervenciones encuadradas en los programas de Preservación Familiar, o de Reunificación .Es un recurso de apoyo a la familia, con el que se pretende evitar que un niño tenga que ser separado de su medio familiar o posibilitar que regrese a él.
  3. Acogimiento familiar(Ley Orgánica 1/96 de protección al Menor ,Ley 21/87 de adopción y otras formas de Protección a menoresran,Decreto 57/88 por el que se dictan normas sobre Protección de Menores en Castilla León).El acogimiento familiar es un servicio de bienestar infantil, que proporciona al niño una atención familiar sustitutoria o complementaria durante un tiempo planificado, cuando su propia familia no puede atenderle.Atendiendo a la finalidad del mismo, se recogen tres tipos de acogimientos familiares :

    • a_Acogimiento simple, cuando se dan las condiciones de temporalidad, en las que es relativamente previsible el retorno del menor con su familia.
    • b_Acogimiento permanente, en aquellos casos en los que la edad u otras circunstancias del menor y su familia aconsejan dotarlo de una mayor estabilidad, ampliando la autonomía de la familia acogedora respecto a las funciones derivadas del cuidado del menor, mediante la atribución por el juez de aquellas facultadesa de tutela que faciliten el desempeño de sus responsabilidades.
    • c_Acogimiento preadoptivo, posibilitando el establecer un período preadoptivo, a través de la formalización de un acogimiento con esta finalidad, bien sea porque la entidad pública eleve la propuesta de adopción de un menor o cuando considere necesario establecer un período de adopción del menor a la familia antes de elevar al juez dicha propuesta.
  4. Unidades de interveción:Educativa(U.I.E)(Ley Orgánica 4/1992, Decreto 57/88 de 7 de Abril,Resolución 30 de Junio de 1997).Son un equipo de profesionales que trabajan con jóvenes con medida judicial no privativa de libertad o que tan terminada ésta aceptan actuaciones de seguimiento y/o jóvenes con expediente de protección que presentan problemas de adaptación social.
    Su finalidad es conseguir es conseguir la reinsercción social y familiar de estos menores de edad por medio de la intervención personal y familiar.
  5. Programas de Intervención Familiar(P.I.F.)(Ley Orgánica 1/96, Decreto 57/88, Plan Regional de Protección y atención a Menores).Son programas específicos de apoyo a familias cuyo objetivo es preservar la integridad de la familia evitando una separación de ella de los niños o procurar el regreso del hijo a su casa si está separado de sus padres.
    Se trata de capacitar a la familia para dar una correcta atencián a sus hijos, eliminando conductas negligentes o maltratadoras, desarrollando pautas de atención básica y prácticas educativas adecuadas a la edad del niño,asi como capacitar a la familia para enfrentarse a situaciones de crisis.